El Oeste

ACCIDENTE Y MUERTE EN LA AUTOPISTA | INVESTIGAN SI CORRÍA UNA PICADA

Un hombre de 32 años falleció al volcar con su auto en la Autopista del Oeste, y su acompañante terminó con lesiones. Los vehículos que venían detrás se vieron involucrados en un choque en cadena, con lo cual hubo otros tres heridos. La Justicia investiga si el accidente se debió a que 2 vehículos venían corriendo una picada.

Involucrados. El choque posterior obligó a cortar el tránsito. Foto: Luciano Thieberger.

Involucrados. El choque posterior obligó a cortar el tránsito. Foto: Luciano Thieberger.

El accidente fatal se produjo en el kilómetro 17 de la mano que va hacia Luján, a la altura del Hospital Posadas, en Haedo. Según informaron en la Policía Bonaerense, Franco Idigoras, oficial principal de la DDI de Morón que estaba de franco, conducía un Peugeot 308 blanco, aparentemente a alta velocidad. Por motivos que aún no están aclarados, perdió el control del vehículo, chocó contra el guardarrail, se salió hacia el talud del costado de la vía donde impactó contra un árbol, y al volver a la calzada chocó con un camión. Idigoras murió en el acto, mientras que su acompañante, Cristian Romani (que no es policía), terminó herido.

Al ver la secuencia, el vehículo que venía detrás frenó de golpe, lo que terminó provocando un choque en cadena de siete autos. Así, otras tres personas terminaron con heridas. Los lesionados fueron trasladados al Posadas, pero estaban fuera de peligro. Uno de los vehículos que chocó fue una Chevrolet Meriva que conducía un hombre llamado Miguel, quien le contó al canal C5N: “Cuando vi que había un accidente puse la baliza, frené y me corrí a un costado, pero sentí un impacto de atrás, me la pegó de lleno un auto que venía tratando de esquivar a otro”. La autopista tuvo que ser cortada durante varias horas para remover los vehículos. 

Algunas versiones indicaban ayer que en uno de los vehículos que chocó, un Peugeot 208 rojo, viajaban amigos de Idigoras, por lo que se cree que venían corriendo una picada. También se mencionó que volvían de un boliche de Palermo. En la Bonaerense no lo aseguraron pero indicaron que se está investigando la hipótesis de la carrera.

De confirmarse que Idigoras venía corriendo una picada, su muerte se sumaría a la larga lista de accidentes fatales que se producen por este tipo de carreras ilegales, y que en muchos casos suceden en la zona oeste. El último antecedente fue el del 4 de abril del año pasado, cuando un Nissan Tiida que conducía Diego Cuevas, de 19 años, se subió a una vereda y arrolló a un grupo de adolescentes: dos de los chicos murieron y otros cuatro quedaron heridos. El siniestro se produjo en Rivadavia y Maipú, también en Haedo.

EL 2DO PEUGEOT TAMBIÉN PODRÍA ESTAR INVOLUCRADO EN LA PICADA. Foto: Luciano Thieberger.

EL 2DO PEUGEOT TAMBIÉN PODRÍA ESTAR INVOLUCRADO EN LA PICADA. Foto: Luciano Thieberger.

Hace poco más de un año, otro accidente fatal también tuvo a un policía bonaerense como protagonista. El 21 de septiembre del año pasado, Gastón Alcaraz, que trabajaba en el Comando de Prevención Comunitaria de San Martín, se subió alcoholizado a su Peugeot Partner y manejó de contramano por el Camino del Buen Ayre, donde chocó de frente a un Honda City en el que viajaba una familia: murieron una mujer y su hija de cuatro años.

En cambio, el pasado domingo 18 un policía fue víctima de la inseguridad vial. Adolfo Carballo, un sargento de la Federal que tenía 41 años, y su hijo Thomas, de 17, volvían de la cancha de Racing y fueron arrollados en Villa Luro por un camión que conducía Juan José Asmundo, de 34 años, quien manejaba alcoholizado.

Más allá de si fue una picada o no, lo cierto es que una madrugada de domingo y una autopista volvieron a ser el momento y el lugar de un choque trágico, una situación que históricamente marcan las estadísticas de siniestralidad vial y que sigue sin poder corregirse, en gran parte por la influencia del alcohol al volante. Uno de los últimos y más graves antecedentes de este tipo sucedió el 17 de enero en la Panamericana, cuando Gustavo Cusato, de 33 años y que estaba alcoholizado, manejó de contramano durante cuatro kilómetros su Ford Fiesta a alta velocidad y terminó chocando a una Volkswagen Saveiro, lo que provocó la muerte de Nicolás Amadini, de 23 años, y Nicolás Zárate, de 21, mientras que la novia de este último, Victoria Condolucci, de 28, terminó con heridas graves.

///FUENTE: CLARIN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s